Renacimiento? Mis co….

by guarever

Renacimiento!

Vivimos tiempos extraños, amig@s. Estamos en una época en que es tal la cantidad de información que tenemos, que nos cuesta lo mismo aprender algo como desaprenderlo. Según las fuentes de información de las que bebas, serás una eminencia en algún tema en concreto, durante un tiempo concreto, pero en el momento en que esa misma fuente cambie las tendencias, dejarás de saber de eso, para saber de otra cosa, a costa de olvidar lo anterior. Es un poco exagerado, pero es así: no podemos manejar la cantidad de información que tenemos.

Esta paradoja, esta creando algo muy especial, en la que me me incluyo, me identifico y me congratulo: ignorantes del renacimiento!!! Yo soy un auténtico Ignorante del Renacimiento (con mayúsculas, por favor). Son tantas las cosas que desconozco, que soy como los hombres del Renacimiento, pero inverso. En mi defensa, diré que son también tantas las cosas que me interesan, que el cerebro “me se desborda”: no puedo!! Si fuera un ignorante a secas (a veces lo soy), no habría problemas. No tendría ni idea de lo que ignoro, no tendría preocupaciones, ni intereses varios, ni inquietudes. Sería feliz con mi ignorancia (como decía antaño mi amiga Cris ;) Pero claro, va y me tengo que preocupar por cosas. Me interesa el cine (y las series), y la literatura, y la música y el deporte, y la sociología, y la filosofía, y la historia, y la economía, y la informática, y las motos, y la política, y los viajes, y el universo femenino en general ( y el tuyo en particular), y un millón de cosas más, que ahora no recuerdo, pero que igualmente me llaman la atención demasiado como para que me preocupe por saber más y más..

O sea, que son tantas las cosas las que me apetece saber y sé que ignoro, que soy un “aprendiz de nada” del renacimiento. Y encima, inventan internet, donde hay tanta información, que ya se escapa de las manos… Nos ha jodío!! Ya me gustaría a mi ver al Da Vinci ese con tarifa plana, a ver si controlaba tanto de tantas cosas, el listillo. En el siglo XV, con un par o tres de continentes descubiertos, con un par o tres de ciencias e ingenierías incipientes, y con la iglesia prohibiendo todo lo sabido y por saber, así también me hago yo el listo. Anda que no sabía el pájaro ni ná!! Seguro que así ligaba un montón con las monas lisas de turno, diciendo que sabía mucho… Ains, que fácil eran las cosas antes. Si ya lo decía Jorge Manrique (o los franquistas, no lo sé muy bien) que cualquier tiempo pasado fue mejor…