Refuerzos negativos

by guarever

Espiral rumiatoria

En teoría, todas las personas, incluso las más sanas emocionalmente hablando, pasan de vez en cuando por un proceso rumiatorio. Según el grado de preocupación que le demos al tema en cuestión, o seǵun en qué medida y profundidad nos afecte el asunto, ese estado de pensamientos reiterados será más acusado (y por tanto más grave). Nada que no sepamos. Por motivos que no vienen al caso, he tenido que lidiar hace poco con dos personas que están pasando un proceso emocional chungo. Ni hace falta que especifique los motivos, ni mucho menos que indique de qué personas se trata. Pero sí diré que en ambos casos el común denominador de sus estados emocionales es el de las rumiaciones, aunque con una particularidad muy concreta, que es la que me llama la atención.

Según he podido comprobar en estos casos, la persona que pasa por éste proceso tiende a hablar sobre el tema de manera reiterada. Dado que la mente no permite desconectar, es muy difícil que deje pasar la oportunidad para compartir sus pensamientos con aquellas personas con las que tenga confianza. No en vano, verbalizar es la mejor forma de que esos pensamientos obsesivos se conviertan en algo con cierta coherencia, una vez abandonado el incomprensible lenguaje mental. Y en esas conversaciones que se mantienen, por lo general, el o la rumiante suele escuchar a la persona a la que le confía tales ideas. Pero lo curioso, lo que me ha llamado la atención, es que el rumiante, si está en una fase de verdadera angustia emocional, sólo suele acepta los argumentos y opiniones de la otra persona que refuerzan sus rumiaciones (obsesiones). Es decir, cuando tenemos un problema que nos agobia de verdad, y hemos aceptado (en cierto modo) una idea o hemos llegado a una conclusión determinada, la cual puede ser errónea (o no), no permitiremos que alguien nos desmonte esa idea así como así. Si te ha dejado tu pareja, y tú lo pasas mal, pero atribuyes la ruptura a que es una mala persona (por ejemplo), no aceptarás comentarios del tipo “recuerda que tú hiciste ésto o lo otro, y puede que haya influido en la decisión”. Más que no aceptarlo, simplemente los ignorarás, haciendo punto ciego (a estas alturas del blog, no entiendo por qué nunca he hablado de los puntos ciegos, siendo un tema recurrente en mi vida. Me lo apunto!), y no almacenando tal información. Por contra, sí que le darás importancia a esos comentarios que te hagan reforzar la idea de que tu ex-pareja es una mala persona. Son una especie de refuerzos positivos a tus propias ideas rumiatorias, solo que en lugar de ser positivos, son negativos, porque no nos permiten salir de la espiral de pensamientos que nos conducen al estado de “incapacidad” emocional en el que nos encontramos.

En ambos casos que he comentado, les he dicho que deben ser capaces de reconocer esos pensamientos en espiral, y que no deben escuchar únicamente aquello que les refuerza la idea negativa. Sé que es más fácil decirlo que hacerlo (como todo!), pero es un ejercicio bastante útil para poder salir del estado de rumiación. Siempre tengo presente y rememoro (con cierto temor) mi etapa oscura de la que alguna vez he hablado MUY por encima. Y ahora, con bastante tiempo transcurrido, recuerdo perfectamente haber hecho exactamente lo mismo que hacen ahora estas personas cercanas a mí: lo único útil que crees que te aporta la gente es precisamente aquello que menos ayuda de hace, aquello que refuerza esa idea obsesiva que nos acompaña constantemente. Y también recuerdo combatir argumentalmente todo aquel comentario u opinión que no le daba la razón a mis propias pajas mentales. Y ahora también soy consciente de que gran parte de esas ideas que combatía, eran precisamente las acertadas, las que a largo plazo, una vez cocinadas a fuego lento en mi cabeza, me ayudaron a salir de dicho estado.

Creo que ambas personas serán capaces de salir de sus respectivos estados, porque al final el ser humano es capaz de adaptarse a cualquier situación, por difícil que sea, emocionalmente hablando. Pero para ello, si no disponen de ayuda externa, es útil el ser capaz de detectar ciertos comportamientos, patrones que se repiten, y que lejos de ayudarles a superar sus traumas, les obligan a revivirlos sin ser capaces de pasar página. Good luck for both of you…