Perroflautismo y jubilación

by guarever

Dog flute

El otro día me fui a la playa (ya he empezado mi temporada nudista 2011 ;), y me fijé en un grupo de jóvenes que estaban cerca de mí. Eran de aspecto pulguístico, es decir, perroflautas. Estaban una par de ellos felizmente jugando a no sé qué, mientras otro dormía, y otro jugaba con uno de sus perros (típico, no?). Por un momento pensé que eran extranjeros, pero luego dudé por algo que no viene al caso. Pero da igual su procedencia. El tema es que pensé en el perroflautismo como modelo de vida, y lo vi como algo más que acertado, y más en los tiempos que corren. El mundo que conocemos se desmorona, pedazo a pedazo, tanto económica como institucional, moral, ética y socialmente. Auténtico cambio de ciclo en toda regla, que ya veremos cómo acaba (mad max!!!). Y ante esta pérdida de los pilares básicos de la sociedad en que vivimos, hay que buscar alternativas.

La base de la sociedad/economía actual es… el dinero, ni más ni menos. Tenemos que producir dinero para mantenernos, y sobre todo, para poder mantener el nivel de caprichos/lujo que hemos adquirido, o deseamos adquirir. Para producir ese dinero, la mayoría de las personas dependemos del rendimiento de nuestro esfuerzo: el trabajo. A cambio de ese dinero, no sólo damos nuestro esfuerzo (mayor o menor), sino que damos lo más preciado que tenemos, que es nuestro tiempo. Una vez se nos agota la capacidad de trabajar, y sólo nos queda tiempo, en compensación a ese esfuerzo, el estado nos paga una pensión hasta que nos muramos, que teóricamente sale de los impuestos que hemos ido pagando (mentira, porque saldrá de los impuestos que paguen los que trabajen en ese momento). Pero ahí ya es demasiado tarde para disfrutar de nuestro preciado tiempo, porque estamos cansados, y viejos, y feos, y gordos, y calvos, y puede que hasta solos. Y entonces ya no tiene gracia tener tanto tiempo libre. Si no estáis de acuerdo con esto, argumentad lo que penséis en un comentario, que será debidamente respondido, y si procede, ampliado en otro post.

Por contra, los perroflautas tienen un modelo de vida distinto, pues su modelo de producción, si es que producen, es completamente distinto. Se dedican a vender sus cervecillas baratitas, a organizar raves, vender drogaína, hacer pulseritas y baratijas, y en definitiva, a subsistir mediante alternativas muy distintas al “trabajo por cuenta ajena”. Es legítimo este modo de vida? Empiezo a pensar que mucho. Lo primero es que disfrutan de su tiempo mucho mejor que el resto de personas. Por ejemplo, este grupo de perroflautas de la playa estaban viajando con su shaggyneta (muacks ;) por la comunidad, puede que por toda España. Igualmente, recuerdo cuando fui a Granada, que habían mogollón de dog-flutes de mogollón de países (muchos nórdicos) que estaban de manera itinerante, con sus puestecitos ambulantes. Te paras a pensarlo bien, y resulta que esta gente viaja mogollón. Seguro que han visitado más zonas de las que cualquier ciudadano medio visitará en su vida. Además no pagan impuestos, no tienen problemas de deudas, ni de hipotecas, ni de si se quedan en el paro y tienen que pagar la letra del coche o mil historias más.  Y lo más importante, es que hacen todo lo que le da la gana en el mejor momento, es decir, la juventud. El resto de gente pro-sistema puede hacer algo parecido (de hecho muchos lo hacen), que es dedicarse a viajar en caravana cuando te jubilas, y visitas los países y ciudades que no pudiste conocer cuando tenías que dedicar 2400 horas anuales a trabajar.

Partamos de la base de que no soy perroflauta, a pesar de haber llevado rastas. Aunque no tengo un duro, soy un poco pijo para ciertas cosas, y me cuesta concebir situaciones distintas a las que tengo. Además, cuido bastante mi higiene, y me costaría bastante acostumbrarme a las pulgas. Pero todo es ponerse, vamos… La principal pega que le veo al modo de vida perroflautil, en comparación con el modo de vida pro-sistema, es la edad avanzada. Nuestro sistema nos “garantiza” una pensión digna, con la que poder vivir los últimos años de vida sin necesidad de rebuscar en cubos de basura. El perroflautismo no te lo garantiza (porque no te garantiza nada, vamos). Pero lo piensas bien y ves que el sistema actual no consigue evitar que algunos yayos tengan que ir a buscar comida a los contenedores cercanos a los supermercados. Y además, los recortes que está haciendo el partido SOCIAL-ista, hará que muchos de los de mí generación (sí, tú), no tenga derecho a una pensión digna. Se aumenta el número de años a cotizar en momentos de menor empleo, y cuando los jóvenes se incorporan más tarde al mercado laboral. Dato: para tener derecho a toda tu pensión con la ley actual, tendrías que trabajar sin parar desde los 30 a los 65 (35 años de cotización máxima). Mucha gente que haya estudiado una carrera y se haya empanado un poquito, ya no llega. Pero con el nuevo cambio de ley, que aún no está en vigor, los años aumentarían hasta los 37. Lo que implica que menos gente todavía tendrá derecho al 100% de jubilación. Cuando seamos viejunos, resulta que muchos de nosotros estaremos con el culo al aire, algunos terminando de pagar sus hipotecas de a 35 años, y recibiendo una pensión equivalente a 600 leuros actuales, por lo mucho que se recortará la pensión por la falta de años cotizados. Tengo un buen amigo que plantea una alternativa para resolver el problema de la vejez en nuestra sociedad, pero igual es demasiado extrema, hasta para mí, que no es otra que la exterminación de la gente de cierta edad, como ocurría en “La fuga de Logan“. Así que igual es mejor el perroflautismo, pues sólo por la calidad de vida que tiene muchos durante la edad que más mola, ya merece la pena. Y por calidad de vida, no me refiero a las cosas materiales, pero intuyo que ya contabais con ello.