Lecturas veraniegas

by guarever

Lee, pájar@!!

Estamos en época estival, y eso se nota, principalmente, en el trabajo, donde la carga del mismo es mucho menor. Dado que no tengo ningún temor a ser despedido, lo digo abiertamente: parte del tiempo no tengo nada que hacer. No diré si mucha o poca parte de ese tiempo, pero bueno, así es. Como soy una persona que le gusta aprovechar el tiempo, he decidido ser lo más productivo, pero para mí mismo, que en definitiva, es lo más importante. Por eso, en el tiempo libre que tengo en el curro, leo. Y mucho, últimamente. Es una afición que tenía un poco dejada de lado, y es una pena, pues pocas cosas hay tan satisfactorias como el placer de la lectura de un buen libro.

Así pues, en las últimas 3 semanas me he leído unos 4 libros, y voy camino de un 5. En un afán de paliar mi déficit cultural literario, he decidido leerme sólo clásicos. De cualquier época, pero siempre anteriores a unos 50/60 años mínimo. Mi buen amigo “el de los Jedis”, me ha recomendado el siglo XIX, sobre todo la gran novela rusa, francesa, y española. Y en ello estoy.

Me he leído parte de “Las Mil y una noches“, y es fantástico. Las historias dentro de la historia principal no tienen fin, y a cada cual es más fascintante. Lo que más me ha gustado de lo que he leído es el lenguaje utilizado, las expresiones del tipo: “Escucho y obedezco“, “Oh, gran sultán“, o la impagable “Por Alah, que si esta historia se escribiera en el ángulo del ojo con una aguja, sería muy útil para quien la quisiera leer con interés” (pero menudo gran WTF!!!).

Otro libro que me apetecía leer es “Rebelión en la granja“, quizá recomendado de manera indirecta por mi otro buen amigo “Fulgención”. Es una lectura sencilla rápida e interesante. Está muy bien reflejado el cambio que realizan los cerdos, líderes de la rebelión, que parten de la idea de que todos los animales son iguales, hasta que acaban siendo todos iguales, pero los cerdos un poco “más iguales”, es decir, superiores. Crítica brutal al comunismo soviético.

También me leí “El jugador“, de Dostoevsky, que es muy ameno, y gracioso. El personaje principal, es una especie de asistente de unos aristócratas rusos, y está bastante trastornado, tanto que pierde la cabeza por amor, y por el juego. Según parece, es bastante autobiográfica, y además, el autor la escribió en un fin de semana, lo cual dice mucho. Muy recomendable.

Otro libro que me he leído es “Siddhartha“, recomendado por una persona muy especial (gracias :-) Creo que no estaba preparado para leerlo cuando me lo compré, o puede que antes no fuera el mejor momento para hacerlo (no es lo mismo). El libro me ha parecido genial. Esperanzador y triste a partes iguales. Durante la lectura me he sentido reflejado en Sidharta en algunas ocasiones, sobre todo cuando por orgullo y vanidad, decide seguir su propio camino y buscar sus propias experiencias, hasta caer y caer de la excelencia de su alma hasta la decadencia más común y vulgar. Él pudo salir victorioso de dicha caída. Yo no sé si podré salir tan airoso de mis reiteradas caídas. Gran personaje el protagonista, así como su seguidor más fiel, Govinda (un saludo para ti también :)

Y por último, estoy enfrascado en la lectura del libro más genial que he leído en mucho tiempo, que es “Rojo y negro“, de Stendhal. El protagonista de la novela es Julian Sorel, hijo de familia humilde, que desea subir posiciones en la escala social, y para ello se vale de su inteligencia y belleza. Pocos personajes se han definido tan bien en la literatura. Es una auténtica maravilla, aunque aún no la he acabado (700 páginas!), pero al ritmo que voy, no tardaré mucho. Lo malo es que acabo de empezar mis vacaciones, y ya no tendré tanto tiempo libre que perder en el curro :P