Instrucciones de uso (WTF is that?)

Me, myself and I

Hasta donde alcanza mi memoria en el tiempo, mi mente no ha descansado nunca. Siempre está dándole vueltas a algo. A veces es algo productivo, aunque la mayoría de veces es algo inútil. Y como fruto de ese hilo de pensamientos (o por casualidad, no sé) nace este blog. Debo advertirte que el único objetivo del mismo es vomitar lo que se me pasa por la cabeza. Verbalizando mis pensamientos consigo aclararme bastante internamente, así que no pretendo ni adoctrinar, ni crear un dogma, ni convencer(te) de nada. Por tanto, a modo de soliloquio o monólogo, de vez en cuando escribo lo que me apetece, porque me apetece.

No me considero muy inteligente, ni muy estúpido, ni muy culto, ni muy ignorante, ni muy preparado en nada. Soy mediocre en casi todo, por tanto. Esto implica que si no estás de acuerdo con lo que lees, amig@, es tu problema. Espero no hacerlo, pero si te ofendes, no me importa, básicamente porque no era mi intención. Y si resulta que estás de acuerdo con lo que lees, o te identificas, o te hago reir, o pensar o algo así, pues mira, me alegro, aunque puede no ser más que una casualidad. El mundo es muy extraño.

Una última aclaración: como el Señor guguel y los demás señores buscadores son unos desalmados (literalmente hablando, al no tratarse de personas) y no hay quien los entienda, han decidido que mi blog es una referencia a la hora de decidir qué poner en el currículum, o cómo convertirte en emo, lo que son las rumiaciones, o incluso, en cosas del follar y otras cuestiones sexuales. Nada más lejos de mi intención, el ser una referencia en nada, así que no te tomes muy en serio lo que leas. Un saludo.