Insatisfación!!

by guarever

Veros a tomar por culo!

Estoy harto, muy harto de ciertas personas y sus comportamientos. Son la parte de la gente estándar de la que tanto me quejo en ocasiones, la gente manipulada, la gente que cree que solo hay una manera de actuar, una manera de pensar, una manera de vivir, una manera de sentir, una manera de comportarse. No, no y no! Puedo hacer lo que me dé la gana, y me da igual las reacciones que provoque por ello.

Ante este tipo de gente, estoy harto de justificar mi manera de pensar y de vivir, muy harto de sentirme cuestionado. Decía Schopenhauer que cuando alguien introducía algo nuevo en la sociedad, la primera reacción de las masas era el rechazo, para pasar luego a la burla/mofa, hasta por fin acabar aceptando el cambio. Por supuesto, yo no he leído a Schopenhauer, sino que esto me lo contó un buen amigo. Soy ignorante, pero con el suficiente criterio como para rodearme de gente inteligente y culta, que suplen mis carencias (aunque eso me convierta en un pedante). Otro de esas personas de las que me rodeo me recomendó un libro llamado “El miedo a la Libertad“, escrito hace 70 años, (pero que es totalmente válido hoy en día), donde a groso modo, el autor (un psicoanalista alemán) analiza la sociedad capitalista occidental, y llega a la conclusión de que no somos para nada libres aunque pensemos lo contrario, precisamente por asumir como propios argumentos y/o modos de vida que no nos corresponden como individuos racionales e independientes que somos (o podemos ser), sino que son tomadas y adquiridas de la sociedad de consumo en la que vivimos, pero que asimilamos, interiorizamos, y que además, intentamos justificar y defender, sin que estas ideas salgan exclusivamente de nosotros como personas, sino de la sociedad en sí, como si de ente se tratara. En menos de una semana he oído dos frase de diferentes personas que son un ejemplo de este tipo de comportamientos.

Una persona decía que teníamos que consumir cuanto más mejor, porque si no la economía se paralizaba. Vamos a ver, ni que mi decisión personal y mi poco o mucho dinero en exclusiva hiciera que la economía fluyera sin parar. Esto no quiere decir que a nivel macro económico no sea cierto, pero para que esto ocurra, los vampiros capitalistas necesitan que la gente se lo crea. Si no eres consciente de esto, pues allá tú: estás tan dormid@ que ni siquiera de das cuenta de en qué mundo vives realmente. Pero si encima lo defiendes, eres gilipollas, directamente. Y por supuesto, hablo de gente corriente, con sueldos corrientes, no de gente con pasta.

Otro amigo, me decía, el muy ¡¡@#/+*!!, que era vergonzoso la cantidad de dinero que se le quitaba a los empresarios en impuestos (según las leyes de nuestro país, es un máximo del 45%. Nunca más!!) Obviamente, él no es empresario, pues está trabajando en sitios chungos para poder pagarse la carrera. Y defendía los impuestos que le quitaban a él mismo, porque con eso se pagaba la sanidad, se pagaban las pensiones, se hacían cosas útiles… Yo no puedo más que flipar ante este tipo de defensas del sistema actual, en el que se sangra a la gente de abajo, y la gente de arriba se lucra.  Y con algo de tristeza, veo que si mi amigo piensa así, es porqué él tan sólo aspira a poder ganar el suficiente dinero como para que le quiten ese 45%, pues en ese caso, le encantaría que la cifra fuese menor.

No me considero mejor que nadie, ni pretendo que nadie me admire por ser original, transgresor, anti-sistema, porque, sencillamente, no lo soy. Simplemente deseo poder hacer mi vida, sin más, sin necesidad de justificarme, y porqué no decirlo, tampoco tener que criticar a nadie por el modo de vida que lleve, desde la libertad de albedrío y el respeto mutuo. Y no lo consigo. Así que cada día tengo más ganas de coger la energía y el valor suficientes para irme a Costa Rica (o a un pueblecito a la montaña), empezar de cero (o de uno) mi vida, y pasar de la mayoría de estigmas y convenciones de esta sociedad y sus infinitas agresiones, que no son físicas ni verbales, sino muy sutiles, tan imperceptibles que pasan por alto y son casi invisibles, pero que al final, me erosionan mucho más que las visibles, que al ser tan obvias, me resultan fáciles de ignorar. Pero en el fondo, puede que yo sea un cagueta (como tú ;), y puede que también tenga miedo de ejercer mi la libertad como individuo.