Gente de ciencias Vs. Gente de letras

by guarever

Libros Viejos

Ya comenté hace algún tiempo que tenía una pseudo teoría al respecto de la gente de letras y la gente de ciencias. Este post mezcla esa teoría con mi visión actual de las sociedad, y como casi todas mis teorías, están cogidas con pinzas, aunque para mí tienen mucho sentido. Ya sabéis que existen 6500 millones de realidades, una por cada habitante del planeta, y claro, sacar teoremas que valgan para todos es muy difícil. Que no soy tan listo, vamos…

Recuerdo una magnifica discusión con mi buen amigo el de los Jedis y con algún que otro amigo suyo, donde hablamos sobre la sociedad actual (economía, mejor dicho) que tenía un problema al no ser capaz de absorber a toda la gente que estudiaba carreras de Letras y Humanidades. El Jedi, que es un lingüista, estaba bastante indignado, o mejor dicho, triste, al ver cómo se primaban las carreras resultadistas de ciencias, donde la inclusión en el mercado laboral era mucho más alta, básicamente porque esas carreras son el motor de la economía actual (sociedad, mejor dicho. No es una errata). El defendía que las carreras de humanidades eran mucho más necesarias (o al menos igual) que las carreras de ciencias. O dicho de otro modo, que era muy peligroso a nivel social prescindir de los “humanistas”, sólo porque no tienen posibilidad de desarrollar su carrera a nivel laboral. En estos momentos de crisis económica, y sobre todo espiritual, creo que las humanidades serán mucho más útiles que las ciencias para salir del paso. Pero esa es otra historia.

Yo en su momento, dialogando con mi amigo, no defendía las carreras de ciencias, pero sí que entendía el porqué el sistema laboral no era capaz de absorber a toda esta gente. Vivimos en una sociedad rápida, resultadista, que cada año avanza cambia más que lo que se cambiaba en un siglo de la Edad Media (no es coña). Y sobre todo, vivimos en una época en la que nos hemos plegado a la ciencia sin contemplaciones. Es la nueva religión, una especie de conocimiento sagrado y multidisciplinar, al que todos veneramos y respetamos, a veces con algo de temor. Como a Dios, vamos. Los científicos son los nuevos oráculos de Delfos, y sus palabras son tomadas como dogma. Fijaos en la cantidad de noticias que empiezan con “un estudio científico demuestra qué bla bla bla”. Y si estudiáis los casos, algunos incluso se contradicen, y lo que hoy la ciencia dice que es blanco, puede que mañana la ciencia lo vea negro (nunca mulato ¬_¬) Ojo, que no se me tilde de cavernícola, porque soy muy consciente que debemos mucho a la ciencia, muchísimo (por supuesto más que a la religión) en casi todos los aspectos de la vida actual. Pero la ciencia, que en su momento fue naciendo tras un afán de conocimiento puro y duro (hombres del Renacimiento: volved!!), ahora se ha prostituido, y está casi por completo al servicio de la economía de mercado. Si esas carreras de ciencias tienen tanta incursión en el mercado laboral es porque con esos conocimientos se genera dinero, mucho dinero. Por eso las empresas privadas se rifan a los buenos ingenieros, físicos, arquitectos, etc… Pero nadie se rifa a los historiadores, ni a los filólogos, ni a los sociólogos (bueno, a estos sí, para las secciones de marketing y publicidad ¬_¬), porque no generan dinero, mientras que los científicos sí lo hacen.

Tras este pequeño análisis, os relataré mi teoría sobre la gente de ciencias y la gente de letras. No está de más informar, como muchas veces hago, que la mayoría de mis teorías sociales se basan en la gente de mi generación (e inferiores, en este caso), que es la que conozco mejor. Tras mi pequeña excursión de 32 años por el mundo (reducido, eso sí), tengo la impresión de que la gente de ciencias tiene muy poca cultura. Puntualización: “tener cultura” es un concepto igualmente ambiguo y prostituido, así que intentaré ser cuidadoso. Cuando digo a tener cultura me refiero tener interés por las cuestiones culturales más básicas y populares, como la literatura, el cine/teatro, el arte en general, conocer la Historia, tener nociones de Geografía… ¿Porqué ocurre esto? Primero: el nivel cultura el general ha descendido una barbaridad, sobre todo en las generaciones más jóvenes. Un peligroso cóctel formado por la ESO, bola de drac y unos padres ultrapermisivos y pudientes tienen la culpa. No sé quién me dijo que creía que salía una generación buena y otra mala, y cada vez estoy más de acuerdo con ello. Por eso no es extraño encontrar a universitarios (de ciencias mostly) que no han leído un libro en años. Ni hablaremos de las faltas de ortografía, que eso es otro cantar. Paralelamente, estamos absorbiendo de manera más que preocupante el modelo social americano, a todos los niveles (no todos los países lo hacen al mismo nivel que nosotros. Igual algún día también hablo de ello). Este modelo americano, en el aspecto meramente académico, tienen muy claro que el secreto del éxito en máyúsculas, está en la especialización. Su cultura prima ser el mejor, en lo que sea, pero el mejor. Y sus universidades tienen dicho modelo de especialización máxima. No sólo en las ramas científicas, sino también en las humanísticas y de letras. Aquí en las carreras de ciencias ocurre (y tiene cierto sentido), pues salvo las matemáticas y algo de física, el resto de ciencias son completamente distintas. No tiene que ver casi nada la electrónica con la arquitectura, o con la biología, o guarever… Y por supuesto, estas no tienen nada que ver con ninguna carrera de letras (salvo arquitectura, que está muy relacionada con la historia). En cambio, las carreras de letras son multidisciplinares, pues la historia está relacionada con la geografía, la sociología con la geografía, la economía con la historia, la filología con la historia, el arte con… Esto hace que la gente que estudia letras tenga que leer (algo que los científicos no tienen porqué hacer) textos muy variados, con multitud de referencias cruzadas de historia, economía, geografía, sociología, antropología, etc… Eso implica forzosamente cierto interés en dichas ramas, pues de lo contrario, te vas a comer muchos textos, libros, estudios que, o bien no entenderás, o bien te aburrirán sobremanera. Por tanto, esta teoría (palabra de Guarever. Te rogamos; óyenos), me dice que la gente de ciencias tiene una vocación específica, quizá una pasión por una rama determinada, mientras que la gente de letras tiene un interés cultural generalizado.

PD: Ahora me vendréis con que conocéis a no sé quién de letras que es un furro, y a no se quién de ciencias que lee mogollón. I couldn’t care less. Anda y “veros” a reventar teorías a otra parte, desagradecidos ¬_¬