Freakismo

by guarever

freak show

Creo que no hay ningún término más desprestigiado por un lado, y sobrevalorado por otro, a pesar de la paradoja. Hoy en día todos quieren ser “freakies”, sino no eres guay. Vosotros, que sois payos listos, sabréis que los “freaks” eran gente deforme, monstruitos que eran paseados cual animales de circo. La famosa película de los años 30, llamada “La parada de los monstruos“, se llamaba, no en vano “Freaks”, y reflejaba exactamente esos paseos y desfiles de “gente rarita”.

Como digo, ese término se ha adoptado de manera distinta en nuestro idioma, y hoy un freak es cualquiera que le guste cualquier cosa más allá de lo normal, estándar. No solo eso, sino que hay cierta gente que se autodenomina freak, porque le gusta un cine distinto, o una música distinta, o viste de manera distinta, o guarever. No se porqué esa obsesión por ser distinto de la mayoría. Para no caer en incongruencias, intentaré explicarme, pues sabríes que he criticado aquí, una y mil veces, el borreguismo, y el que todos pensemos igual, actuemos igual. Los autodenominados freaks, solo desean ser “diferentes” para poder destacar y llamar la atención de todos los que son “iguales”. Es absurdo. Es como especie de demostración de autenticidad que no entiendo. No hace falta vestirse como un payaso, ni hace falta ser el abogado del diablo, defendiendo cosas “extremas”, para sentirse distinto a los demás.

Creo que todos, tenemos algún tipo de “obsesión” o pasión por cosas que la mayoría de la gente no tiene. Pero ten muy claro que a pesar de ser minoritaria, son muchas personas las que se obsesionana como tú por la misma cosa. Pero aún así, se le llama freak al que le molan los comics o los videojuegos, cuando pasa una determinada edad (error!), o se denomina a si mismo freak, el que decide (no se muy bien con que criterio), que la pelis de Jess Franco, o Ed Wood son una maravilla. Por favor, un respeto a los freaks de verdad, gente deforme y/o/u con graves problemas de sociabilidad, porque ello heredarán el reino de los cielos…