Felicidad laboral

by guarever

Lavacoches

El otro día, fui a lavar el coche y vi como los trabajadores del lavadero estaban bastante contentos con su trabajo. Es muy difícil hacer este tipo de afirmaciones en tan poco tiempo, pues no estuve más de 15 minutos. Pero en definitiva, vi que estaban relativamente contentos con su trabajo. Siempre se dice que la ignorancia da la felicidad (esto es muy relativo), y se podría intuir, que los trabajadores de un lavadero de coches no tienen que tener mucha cultura (de la estándar o clásica), aunque mi experiencia me dice que eso también es muy relativo, y puedes encontrar a gente más culta que cualquiera trabajando en cualquier sitio de mierda (poca cualificación). Pero bueno, juguemos a las suposiciones/prejuicios/juicios rápidos, eso que tanto me gusta.

Supongo que estos trabajadores son gente “normal”, sin mayores aspiraciones que las “normales”, ya sabemos: casa, coche, hijos, y verano en Ibiza, you know… Si lo consigues de manera rápida (cualquier trabajo, por simple o denigrante que sea, te lo ofrece), puedes considerar que la felicidad se ha alcanzado. Además, este tipo de trabajos tienen un horario muy específico, y me refiero a que sólo has de preocuparte por el trabajo mientras lo desempeñes. Una vez se acabe tu jornada laboral, te olvidas por completo. Este privilegio, suele ir asociado a trabajos poco cualificados, o a puestos inferiores en las cadenas de mando. Cualquier puesto intermedio o de gerencia implica muchas horas de trabajo (demasiadas en ocasiones), y además, llevarse las preocupaciones a casa. En compensación, el sueldo suele ir acorde a estas preocupaciones/horas, pero habría que ver quién tiene más calidad de vida, siempre que seamos consciente de que “ganar más dinero no significa tener más calidad de vida”.

Entonces… dónde está el secreto de la felicidad? Es obvio que son demasiadas las variables que aumentan o disminuyen nuestra (falsa o no) sensación de felicidad, pero dado que el trabajo ocupa tantas horas al día, y tantos años de nuestra vida, cabe pensar que cuanto menor sea la preocupación que tengas en (y con) el trabajo, mayor será la calidad de vida. De todas formas, aquí influye ante todo la propia ambición de cada uno, pues puedes conformarte con un puesto de trabajo que otro no quiera para él.

En definitiva, ya lo dijo Maslow, la autorrealización pasa por ocupar un puesto en la sociedad (o en el trabajo) que tu mismo creas que mereces. Es más que probable que los lavacoches del otro día se sientan realizados con ese trabajo, y por tanto, sean felices en ese aspecto de la vida. Sinceramente, me alegro por ellos :)