Falsa sensación de belleza II (Consecuencias)

by guarever

Garrulacos!

Para finalizar el post anterior sobre la falsa sensación de belleza, comentaré algo que llevo pensando desde hace varios años, y es una de las nefastas consecuencias de esta “belleza artificial”. Debido a que es muy sencillo “copiar” estos cánones parishiltianos, cualquier chica, independientemente de su “belleza real”, puede sentirse una pequeña reina. ¿A que es debido esto? Es muy sencillo, y en seguida entenderéis lo que pienso (aunque no lo compartáis)

Al igual que muchas chicas siguen los designios estéticos de las modelos y actrices, los chicos siguen los cánones de los modelos, actores, y sobre todo, los futbolistas, que es el paradigma de chico de barrio sin estudios ni cultura ni nada de nada, pero que triunfa y se hace mega rico. Todos los niños quieren ser como Cristiano “Garrulo” Ronaldo, que es el paradigma del cutrismo, en todos los sentidos, pero sobre todo el estético. Es normal que un niño quiera ser como él, pues juega a furgol como dios, pero cuando ya no eres tan niño y sabes de sobra que no juegas ni jugarás como él, sólo te queda soñar con la vida  que lleva fuera del campo de furgol, que se traduce en coches caros, mansiones, millones y millones de leuros, y sobre todo, chicas del estilo paris hilton. De hecho, si sois algo enfermos de la información como yo (comunmente llamados cotillas), sabréis que Paris y Cristiano se liaron hace algún tiempo. Es la unión parejil con más sentido (cutril) del mundo.

Pues bien, todos estos chicos jóvenes y no tan jóvenes, que se guían por la estética predominante, han bajado su listón. Listón… estético, quiero decir. Cuando antes todos adorábamos a las chicas que eran guapas y punto, ahora, este tipo de chicos se dedican a tirarle los trastos, adular y adorar a cualquier chica que “simula ser guapa”, debido a que se plancha el pelito y lleva un perrito en el bolso, aunque esa tía sea un auténtico monstruo de las galletas. Y con todos los respetos a las guapas y feas del mundo, si hay algo peor que una chica guapa que va de guapa por la vida, es una chica fea que va de guapa por la vida. Hace muuuchos años que no salgo por ahí en plan ligoteo, pero me consta, por la gente que sí que sale, que ciertas chicas se lo tienen muy creído. Y la mayoría son chicas normales y corrientes, ni guapas ni feas, pero que se creen divas. Y la culpa no es de ellas, sino de los tíos que las tratan (superficialmente) como divas. El contrapunto a esto es que hay muchas chicas guapísimas (por fuera y sobre todo por dentro), que no se sienten guapas, y tienen mil dudas al respecto de su físico, quizá porque a ellas no les sube el ego los cristianos ronaldos del mundo. No pasa nada, siempre os quedará pasearos por delante de una obra, que eso nunca falla ;)

No hace falta decir qué, este tipo de tratamientos superficiales dan lugar a relaciones superficiales, donde tras uno, dos o doce intercambios de fluidos, no tienen nada más que compartir, así que se acaba todo pronto. Por suerte, la gente “sensata y normal” (es decir, los que piensan como yo… Hail Hi**er!!), siguen fijándose en otras cosas, más allá del tamaño de las tetas (ellos), o del culito (ellas) o de las pasta (ambos). Por tanto, tal como dije al finalizar el otro post, que vivan las mujeres perfectamente imperfectas, con dudas sobre su físico, y sus barriguitas sexies, y sus pelos de “follar” y caras de zombies cuando se levantan , y sus uñas sin pintar, y sus mil y una cosas que las hacen tan bellas de manera natural. Un beso a todas ellas…