De autismos, y otras cuestiones (a)sociales

by guarever

Autismo

Como ya sabréis los lectores de este (no siempre) humilde blog, me preocupan mucho las relaciones sociales, no las mías propias, que también, sino las generales, por lo que este tema me da para muchas reflexiones internas. Lo que me obsesiona un poco, es que cada vez encuentro a más gente insociable, o que prescinde de las relaciones. Por decisión propia, o porque el mundo les ha hecho así.

Si pensamos en seres insociables, muchas veces apuntaremos a los (mal llamados) freaks, creyendo que viven apartados de la sociedad y no creo que sea cierto. Los freaks están apartados de la sociedad mayoritaria, pero gracias a las nuevas tecnologías, esta gente amante de los muñequitos de star wars y las figuritas de vidrio soplado [wink], se han dado cuenta de que no están solos. Son muchos y tienen aficiones comunes entre sí, así que como es lógico, han acabado por reunirse entre ellos para debatir si la fuerza de los Jedis es más poderosa que el anillo único de poder de Frodo. Y se lo pasan en grande! Si luego el mundo les mira mal por ser raros o distintos, da igual: tienen una comunidad que les respalda y donde se sienten integrados.

Mi opinión es que los verdaderos autistas, los insociables son personas teóricamente normales, que trabajan y visten como tú, que salen por ahí como tú, que tienen pareja como tú, pero que por dentro no son capaces de conectar plenamente con la inmensa mayoría de personas. Se aburren de los demás con mucha facilidad, aunque tienen herramientas suficientes como para que parezca que  les interesa lo que dices; tienen pensamientos e ideas completamente contrarias a lo “establecido” que no suelen decir así como así, por miedo a recibir una cara de estupefacción por respuesta. Esto puede traer insatisfacciones o no. Hay gente que lo lleva bien y puede prescindir de la mayoría de relaciones, y otros que lo llevan peor, y hacen esfuerzos inmensos en “parecer” más normales. La única característica en común entre todos ellos, es que si consiguen conectar con alguien, sea quien sea, se crea un vínculo especial, muy difícil de romper por más que pase el tiempo o aumente la distancia. Como decía el otro día por ahí, pensé en hacer una especie de reunión de asociales anónimos o algo así, pero acabé pensando que incluso en esa reunión, la gente asocial acabaría igualmente por sentirse desplazada, un poco fuera de sitio. Totally useless, vamos.

Pues eso, que seáis conscientes de que hay un montón de autistas camuflados por el mundo. Son cautelosos, sigilosos, disimulados, se mezclan entre vosotros… pero no son como vosotros. Ahora tú, que eres sociable, hazles un favor: ayúdalos!! Como decía Franco, ponga un autista en su vida…