Ctrl + Alt + Decidir

by guarever

CTRL+ALT+DECIDIR

Hace poco, estaba hablando con una persona con la que últimamente tengo conversaciones de lo más ineresantes (un saludo, END), y tras una serie de afirmaciones por mi parte, me dijo que yo era una persona a la que le gustaba el control. No controlar una situación, ni controlar a las personas, sobre que hacen o dejan de hacer, sino que me gusta llevar el control de mi vida. Suena fácil, es decir, lo normal sería pensar que a todas las personas les gusta llevar el control de si mismos, pero no es así. El miércoles, comiendo con un amigo, me dijo algo similar sobre si mismo, pues habían partes de su vida sobre las que no tenía control, y le provocaban un gran malestar.

Cuando digo que no todo el mundo lleva el control de sus vidas, me refiero a que no quieren tenerlo, pues obviamente, hay cosas que se nos escapan, como el azar, las decisiones de “superiores” (me refiero a jefes y similares, no a seres superiores en plan divinidades :P), y un sinfín de pequeñas cosas, que no podemos controlar. Pero en mayor medida, el control de nuestras vidas está en nosotros, y hay gente que decide cederlo. A sus padres, a sus jefes, a sus parejas, a las drogas, al simple azar… Yo no puedo vivir así. Tengo que decidir por mi mismo la mayor cantidad de cosas posibles, y simples situaciones donde no tengo el control, me “asustan” o rehuyo de ellas. Por ejemplo, algo tan sencillo como son las aglomeraciones, me provocan una sensación de descontrol total. Es difícil de explicar, pero no me molan nada. De joven me encantaban, o al menos, no pensaba demasiado en ellas, pero ahora huyo de ellas como de la peste.

Me imagino que para otras personas, será más fácil que otra gente (o sustancias) rijan el camino a seguir de sus vidas. Es más fácil ser subordinado que subordinador. No tienes responsabilidades, y si la cagas, la culpa no es tuya. Pero no tienes poder de decisión, no dependes de ti. Una vez, escuchaba una entrevista a Eduard Punset, y hablaba sobre como afecta el tener o no el poder de nuestras vidas sobre la salud. Y curiosamente (o no), cuanto más control, mejor salud teníamos. Un ejemplo práctico (demostrado/demostrable) es que los jefes de las empresas enferman menos que los segundos en la cadena de mando, y estos mejor que los siguientes, y así sucesivamente. Cuando oí este experimento que contaba Punset empecé a fijarme, y creo que en todas la empresas donde he estado cierto tiempo, se cumplía. Cuanto más poder de decisión, mejor salud. Yo como controlo tanto, tengo una salud de hierro </ironía>