Comer, beber, follar…

by guarever

Simply as hell

Hace algún tiempo hablando con mi socia, inmersos en un periodo extraño de nuestras vidas, llegamos a una conclusión simple, sencilla, fácil de asimilar, pero a la vez difícil de comprender en su totalidad. La conclusión es, ni más ni menos, que lo importante de esta vida son los detalles pequeños, generalmente los placeres físicos básicos, esos que por cotidianos, pierden un poco su sentido. Sí, me refiero a comer, beber, follar, tomar el sol, sentir la brisa en la cara, pasear descalzo o guarever.

Vivimos en una sociedad compleja, con relaciones sociales extrañas, superfluas (a veces!), con estrés laboral y circulatorio (en las ciudades), con miedos a miles de cosas, deseos materiales (y carnales) inalcanzables para la mayoría, modas estéticas que rozan lo absurdo, complejos individuales y colectivos que nos atormentan. En definitiva, una gran cantidad de agresiones por un lado, y metas por otro que nos alejan de lo que somos de base: animales. Los animales son sencillos en cuanto a su comportamiento (dentro de su complejidad, claro), por la sencilla razón de que se guían por instintos exclusivamente. Si tienen hambre, comen.Si tienen sueño, duermen. Si se ponen jachondos, follan. Si se sienten atacados, huyen (o contraatacan). Pero no se preocupan por conseguir plaza en el colegio de moda para sus cachorros. Ni hacen colas absurdas para ser los primeros en tener un “aifon”. Ni escriben blogs estúpidos y sin sentido para satisfacer y calmar sus propias verborreas mentales. No. Los animales comen, beben, cagan, follan y poco más. Hay especies más complejas, pero si el mundo funciona como yo creo que lo hace (seguro que no), acabarán por extinguirse.

Por eso, en un intento de encontrar la felicidad de la manera más sencilla, reivindico esos pequeños placeres que tenemos al alcance de la mano, pero que nos pasan desapercibidos, por creer que necesitamos constantemente más de lo que ya tenemos (o podemos tener). Bébete una cerveza helada con amig@s (o solo, como hago yo en estos momentos). Come eso que te gusta tanto (sin pasarte) y paladea el sabor, disfrutando de cada bocado. Folla con tu pareja, sintiendo cada parte de su cuerpo, y pensando en el disfrute mutuo. Toma el sol en la playa (o en la montaña, o en el terrao de tu finca…), y que el sol bañe cada centímetro cuadrado de tu cuerpo, sin excepción (Guarever se hizo fan del naturismo ;). Siente la brisa en la cara mientras vas en moto (o en bici, o andando, o como sea..). Escucha la música que te gusta, disfrutando de cada nota, acorde, verso. Vuelve a ver esa peli que te emociona, o te hace reír. En definitiva, haz todo eso que tanto te gusta, y que no te cuesta casi nada a nivel material. Pero hazlo, y sé consciente de la felicidad que te reporta en ese momento, y olvídate de todo lo que no puedes hacer porque sí que te cuesta. Lo agradecerás eternamente.