Aprendiendo la lección pronto…

by guarever

Pagafantasmo!

El otro día, esperando a mi socia, observé una situación que me llamó la atención. Estaba en un parque escupiendo observando a las palomas (a.k.a. ratalomas), y me fijé en un trío de jovenzuelos que estaban en un banquito cercano al mío. Eran dos chicos y una chica. Uno de los chicos estaba apoyado en una verja enfrente de los otros dos, que eran pareja. La chica era alta, ni guapa ni fea, y el novio era una especie de yonas broder, con sus mechitas, aire de “me importa una mierda todo”, y delgadito. Y el otro chaval era latino. Tenía pinta de haber nacido aquí, o llevar aquí casi toda la vida, pues no tenía acento, y también tenía un airecillo a los yonas broders (mechitas, cresta, etc..), pero era mucho menos agraciado físicamente.

El caso es que la chica, después de estar un rato pegándose el lote con su novio, se puso a hablar con el otro. Presté una mínima atención a la conversación tras oír algo así como: “tío, tú lo que necesitas es ser feliz” (or something like that). Se lo decía después de comerle el morro a su novio, mientras él estaba conteniendo su priapismo (interpretación libre ;), lo cual me parece una falta de tacto y empatía increíble, pero bueno, así es la juventud. Siguieron charlando un rato, y ella le metía un poco de caña, con cosas del tipo: “es que tú no te fijas nunca en tus defectos”, “o si te fijas es a través de los defectos de los demás”. Mientras tanto el novio estaba sentado al lado de ella, sin abrir la boca, totalmente ausente de la conversación, jugando con una pelota que tenía entre los pies, con la mirada al infinito (como Marisol en las portadas de sus discos). Tras unos minutos de conversación, el novio desistió y directamente se levantó del banco y se fue a hacer guarever-he-liked-to-do. Y los otros dos seguían enfrascados en sus debates/discusiones.

Que conclusión saca una mente como la mía? Pues que el mundo está jodido para algunos, y otros son afortunados injustamente. Esa situación me dio a entender que entre la chica y el latin había química. Tenían una conversación más propia de novios (o pre-novios) que de solamente amigos. Aún así, la chica, estaba con un chaval que no parecía tener mucha inteligencia, y que mostraba grandes signos de desinterés, por la conversación, y por el mundo en general. Me imagino que estaría con él porque era más guapete, igual tendría moto, o besaba de puta mare, vete tú a saber. Y el otro chaval, a pesar de aparentar un interés más profundo por la chica, darle conversación y tener esa química (en forma de discusiones adolescentes), tenía que ver como se enrrollaban los otros, y aguantar encima cosas como “tú lo que necesitas es ser feliz”. Como la vida misma, vamos. Las chicas se van con los tontos guapetes (a.k.a. mito del chico malo), y los listos feetes se comen los mocos, teniendo que aguantar ser los “mejores amigos” de las chicas (a.k.a. pagafantas). Y encima, los pobres pagafantas ya ni siquiera son los mejosres amigos de las chicas, pues las modernas están sustituyendo esta figura por la de los gayers, que tienen conversaciones más afines a ellas. Animalicos.