Agresividad sexual…

by guarever

En el comentario playero veraniego de ayer, comentaba que aparecieron unos orcos que se pusieron a mi lado, y nada más llegar empezaron a gritarle guarradas a unas chicas (preciosas, por cierto) que estaban más o menos cerca. Guarradas del tipo “¿me quieres comer el ciruelo?” y otros “piropos” igual de elaborados y sutiles. Eso me hizo pensar en algo en lo que me dí cuenta hace tiempo. Odio la agresividad sexual. Me parece super triste berrear cierto tipo de cosas a las chicas (o a los chicos) y no me siento cómodo con gente así.

No soy un mojigato (ni de lejos). Me encanta el sexo. Me gusta disfrutar (y hacer disfrutar) del sexo. Pero soy partidario del juego erótico-festivo en el que dos personas que se atraen mutuamente, comienzan a participar en una seducción a través de miradas, sonrisas, comentarios sutiles… En definitiva, ese juego en el que creo que todos hemos participado muchas veces, y que a pesar de que muchas veces no llega a nada, ambas personas disfrutan y sobre todo, nadíe se siente ofendido.

Los capullos de ayer eran obreros. Suena a tópico, pero es que les oí hablando de temas propios de la obra. Lo triste es que eran de mi edad e incluso menores. Es cierto que en ciertos ambientes masculinos, debes adoptar esos roles de macho alfa, o si no eres un maricón, o eres una nenaza, o no tienes huevos… Personalmente, hace tiempo que dejé de ir con gente de ese “nivel”, aunque sigo conociendo a trillones de machos alfa que adoptan ese rol, solo por no sentirse “apartados de la manada”.

También hay mujeres sexualmente agresivas, por supuesto. En este caso, a pesar de la supuesta liberación que implica que una mujer disfrute abiertamente de su sexualidad, pienso sinceramente que estas mujeres no son especialmente felices, sino que intentan demostrar algo a través del sexo. No tengo muy claro el qué, pero a las mujeres que he conocido que eran agresivas en ese aspecto, por dentro se encontraban tremendamente solas, y quizá pensaban que a través del sexo deslenguado podrían “atrapar” a un hombre (o un ñiño, en mi caso particular).

Resumiendo, no me gusta la gente que cuando ve a una chico/a guapo/a, tiene la “obligación” de empezar a decir guarradas, o que simplemente, en su conversación diaría, solo existe el sexo. Recuerdo hace un par de años, trabajando de repartidor de material de hostelería, tenía que ir un par de veces a la semana a un bar de por ahí, en el que la dueña, una mujer que era mayor que mi madre, me decía unas guarradas que flipas. Lo pasaba fatal (no así mis compañeros, que se partían de mi). Se puede pensar que no me molaba el tema, por que la mujer era una yaya, pero no. No me molaba el tema porque era super incómodo. En esa misma época también había un chaval gay super agresivo hablando, que me decía cosas como “ayer me follé a uno como tú”. Como tú quería decir “morenet”… Anyway, it was disgusting, really disgusting…